TN ya está en Colombia rumbo a la selva de Darién, la ruta migratoria más peligrosa del mundo

El año pasado, más de 130.000 migrantes arriesgaron sus vidas para cruzar el “Tapón de Darién”, La cerrada selva que separa América del Sur del istmo centroamericano, con el objetivo de llegar a Estados Unidos. Se trata de 5.000 kilómetros cuadrados de selva tropical, montañas escarpadas y ríos entre Panamá y Colombia, un lugar bandas delictivas donde los asaltos, los asesinatos y las violaciones son moneda corriente.

Es esa realidad la que most rará TN desde este miércoles 15 de junio, en una cobertura especial. La periodista Carolina Amoroso acaba de llegar a Bogotá y tomará otro avión para ir a Necoclí, un pequeño puerto donde convergen los migrantes que llegan desde Venezuela, Haití, Cuba y otros países del mundo, la última parada antes de la selva.

Leé también: La selva de Darién, la ruta migratoria más peligrosa del continente: asaltos, muertes y violaciones

Migrantes cruzan la selva de Darién en una travesía que dura unos 10 días. (Foto: AFP / Raúl Arboleda).
Migrantes cruzan la selva de Darién en una travesía que dura unos 10 días. (Foto: AFP / Raúl Arboleda).

2021, año récord de migración en la selva de Darién

El año 2021 “marcó un récord”, ya que “unas” 134.000 personas hicieron el viaje, la gran mayoría haitianos (62%)seguidos de cubanos (14%), venezolanos y personas de lugares tan lejanos como Angola, Bangladés, Ghana, Uzbekistán y Senegal ”, en su tentativa de llegar a Estados Unidos, indicó la ONU en un informe de marzo.

“Solo en 2021, al menos 51 personas fueron reportadas muertas o desaparecidas”, Aña dió el comunicado de la Agencia de la ONU para los Refugiados y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

TN ya está en Colombia rumbo a la selva de Darién, la ruta migratoria más peligrosa del mundo

Los venezolanos, los que más cruzan el Darién este año

En el primer bimestre de 2022 el número de migrantes se triplicó respecto de igual período de 2021, con un número creciente de venezolanos que intentan el periplo desde Colombia hacia Panamá.

De 19.000 personas que cruzaron entre enero y abril, 6.951 provenían de Venezuela, seguido de Haití, con 2.195, en tercer lugar, Cuba, con 1.579, y 1.355 provenientes de Senegal, según datos oficiales del gobierno panameño.

A medida que los impactos socioe conómicos de la pandemia de Covid-19 golpean a los refugiados y migrantes de Venezuela en los países de acogida de América Latina y el Caribe, un número cada vez mayor se dirige al norte y se une a ot en movimiento ”, dijeron ACNUR y la OIM.

El cruce del Darién, 10 días en medio de peligros naturales y ataques de bandas delictivas

Para llegar a Panamá des de Colombia, los migrantes tienen dos opciones: pagar 400 USD para tomar un bote desde Capurganá (Colombia), hasta Carreto (Panamá) y luego cruzar la selva caminando durante dos o tres días hasta llegar a Caná an Membrillo (Panamá).

Familias enteras cruzan por la selva de Darién en un largo camino hacia EEUU. (Foto: AFP / Raúl Arboleda).
Familias enteras cruzan por la selva de Darién en un largo camino hacia EEUU. (Foto: AFP / Raúl Arboleda).

La otra ruta, menos costosa pero más peligrosa, consiste en caminar des de Capurganá hasta la comunidad in dígena panameña de Caná an Membrillo, trayecto que pue de tardar entre siete y 10 días y en el que se denuncian constantemente robos, agresiones y casos de violencia sexual, indicó un informe de Médicos Sin Fronteras.

Hasta mayo de 2022, MSF había realizado 100 consultas por violencia sexual en la estación de San Vicente, en Panampá, cuando en 2021 se realizaron 328 consultas por violencia sexual.

Leé también: Un argentino en la ruta mortal del Mediter ráneo: chicos a la deriva, brotes psicóticos y abusos

Una mujer haitiana con su hija en medio de la selva de Darién. (Foto: AFP / raúl Arboleda).
Una mujer haitiana con su hija en medio de la selva de Darién. (Foto: AFP / raúl Arboleda).

“La selva no es fácil”, contó Mariana, una migrante venezolana, desde San Vicente. “El primer día vimos a una mujer muerta y nos contaron que al parecer había fallecido por la picadura de una culebra. Ese mismo día, des pués de cuatro horas de caminar, los guías se alejaron del grupo y llegaron unos hombres armados con capucha y nos llevaron nos hicieron quitarnos toda la ropa, nos tocaron todo el cuerpo y nos robaronA una chica joven se la querían llevar para violarla, pero ella lloró tanto y gritó tanto que finalmente no lo hicieron. Gracias a Dios ”.

Allí, en San Vicente, Médicos Sin Fronteras atiende un promedio de 150 pacientes cada día por dolencias en la piel, diarreas, dolores en el cuerpo, infecciones respiratorias, entre otras. En lo corrido del año, la organización ha atendido violencia sexual y, en salud mental, se atienden en promedio siete pacientes cada día por problemas asociados a ansiedad, depresión, estrés agudo y otras afectaciones que deja el peligroso trayecto del tapón del Darién

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.