sus días en una pensión, la se paración que le cambió la vida y un incó modo momento en una clase de la facultad

Sin darse cuenta, Estefanía Berardi puso hace pocas semanas su nombre completo en una clase virtual de la licenciatura en Marketing Estraté gico que realiza. Cuando la profesora reparó en ese detalle y dijo en medio de la videollamada’es una famosa de la tele“, la panelista de Mañaní sima (Ciudad Magazine, a las 10) y LAM (América, a las 20) no supo dón de meterse.

Es una periodista“, acotó otro estudiante.”Capaz se llama igual, pero no es ella“, dijo otra compañera, Lo cierto es que ella, la revelación de los ciclos conducidos por Carmen Barbieri y Ángel de Brito, no omitió sonido alguno.” Me quería morir porque no tenía nada que ver “, asegura, aún averz ..

Es que Estefi, tal como la llaman sus amigos, es desde hace tiempo parte del medio.

En esta charla exclusiva con Clarínla joven panelista habla de todo: desde sus inicios en Combatehace ya siete años; y su eterna rivalidad con Mica Viciconte; hasta su relación con Mauricio Colelloel subsecretario de Gobierno porteño; y su desembarco al programa más visto del prime time argentino, ese que comparte con Yanina Latorre, Andrea Taboada, Pía Shaw, Ana Rosenfeld y Nazarena Vélez.

Estefanía Berardi en el estudio de

Estefanía Berardi en el estudio de “Mañanísima”, el ciclo de Carmen Barbieri. Foto: Instagram

Nací y me crié en Mar del Plata. Tengo a toda mi familia allá, pero me vine acá a los 18 en busca de un sueño. A los 15 ya había empezado a juntar la plata para poder mudarme a los 18. Lo tenía re decidido. Sentía que esta era la ciudad de las oportunidades porque alla no tenía un casting ni por casualidad “, recuerda.

–¿ Cómo ahorraste ese dinero?

-Siempre trabajé, soy muy emprendedora y me las rebusco de lo que sea. A los 15 daba clases de baile en el gimnasio de mis viejos y si necesitaban a alguien en la recepción, yo siempre estaba. Cuando tenía 12 y era el cumple de alguno de mis hermanitos, animaba la fiesta y mi mamá me tiraba unos mangos; o me iba a la playa y vendía pulseras que hacía en mi casa. Me divertía todo lo que fuera ganar plata a cambio de un es fuerzo.

-La cultura del trabajo …

-Eso es por mis papás. Los dos son muy trabajadores y siempre me decían que en la vida había obligaciones. Yo me podía divertir los viernes, por ejemplo, cuando venía una amiga a dormir a casa, pero en la el colegio y las responsabilidades.

–¿ Y cuando viniste a Capital Federal cómo fue?

-Llegue a una pensión en el barrio de Once, por avenida Rivadavia. Cero lujos: no tenía un peso y caminaba para llegar a todos lados por lo que me robaron el celular varias veces … compartía el baño con otras chicas, me tenía que lavar la ropa, cocinar, y todas esas cosas de las que no tenía ni idea. Mis papás pensaban que no lo iba a soportar, porque en mi casa siempre me hicieron todo. Decían’en dos semanas vuelve’.

-Pero te la bancaste.

-Era la posibilidad de cumplir mis sueños entonces no lo sufría, disfrutaba de estar acá y buscaba siempre las oportunidades.

–¿ Y cuán to tiempo duraste en la pensión?

-Unos tres meses y des pués me fui con amigas que me hice en la pensión a un departamento por Congreso. Por un poco más de plata vivíamos mejor. Para entonces ya trabajaba en una escuela de baile y como mis clases se llenaban decidí salón.

Estefi siempre soñó con trabajar en los medios. “Pero más des de lo artístico”, aclara. “Por eso, además de ir al colegio, hice el conservatorio de Danza Clásica y Contemporánea en la Escuela Municipal de Danzas Norma Fontenla. Entré a los 8 y me recibí a los 17 “, destaca con orgullo.

Su primer gran salto fue de la mano de Diego Torres como una de sus bailarinas. Ahí comenzaron las giras, los shows … Pero ella tenía un novio demasiado celoso que la quería tener más cerca.

“Con él estuve desde los 19 hasta lo 24. Como no era del ambiente tampoco entendía mucho y cuando me separé me di cuenta que el sueño de la escuela de baile no era mío sino suyo porque era muy celoso y no quería que trabajara como bailarina. Así que ni bien me separé, cerré el estudio, entré a Combate y me cambió la vida“, recuerda hoy, 7 años des pués de aquel suceso que marcó su debut en la TV.

Estefanía Berardi en el estudio de

Estefanía Berardi en el estudio de “Combate” hace cinco años. Foto: Instagram

En el ciclo de juegos conducido por Laurita Fernández, Berardi asegura que encontró “esa parte de la comunicación que nunca había imaginado”. Y aunque siente que no era una de las líderes, muchos fanáticos la recuerdan por ser ..

“Quizás sí, pero no tanto por lo físico. Yo no era la mejor en los juegos, como Flor (Vigna) o Mica (Viciconte) que eran muy buenas deportivamente. Yo era una intermedia, pero generaba muchas cosas, armaba movidas siempre divertida. Por eso terminé de notera y des pués empecé a conducir. Fue algo que des cuberí ahí y no sabía que tenía “, se sincera al hablar sobre su carisma.

–¿ Fue tan gran oportunidad?

――――Combate me dio una identidad, porque si bien yo hacía mucho que venía trabajando en el medio, nadie sabía quién era y ahí me empezaron a conocer por mi nombre y apellido.

-Las peleas, las risas, los amores, ¿ era todo cierto o había una cuota de en gaño?

-Era todo cierto y ese fue el éxito del programa, que no se manipulaba nada.

–¿ Ni tus diferencias con Flor y Mica?

-Me llevaba bien con las dos, más con Flor que era de mi equipo (el rojo). Mica siempre fue muy complicada, pero yo decidí llevarme bien porque no tenía ganas de pasarla mal ahí adentro. Entonces no me la puse en contra y tampoco tenía cómo competirle porque deportivamente ella era superior.

–¿ Cuán do arrancó la enemistad?

-Cuando empezó a pasar el tiempo y ella se peleó con un productor que era un santo y lo puteó. Entonces yo salí a defenderlo y ahí ella se enojó conmigo, me bloqueó y nunca más hablé.

–¿ Pero no te la volviste a cruzar más?

-Una vez en Bienvenidos a bordoAhí dije chau …

Este faní a junto a Ángel de Brito, con quien comenzó a trabajar este año. Foto: Instagram

Este faní a junto a Ángel de Brito, con quien comenzó a trabajar este año. Foto: Instagram

–¿ Por qué creés que ellas (por Flor y Mica) explotaron más rápido que vos en los medios?

-Porque recién el año pasado empecé a hablar de otras cosas que en Dale like (el ciclo que condujo entre 2019 y 2020 por El Nueve) no sucedían. Además, Mica siempre fue combativa; y Flor y Nico (Occhiato) hacían mucha prensa con su pareja … Yo, en cambio, no tenía un novio famoso ni un programa que generara las repercusiones que generan Mañaní sima y y LAM. Definitivamente subí mi perfil cuando arranqué con Carmen.

–¿ Y có mo te llevás con ella?

-El vínculo que tengo es como si fuese mi mamá. Al principio tenía miedo y hoy la llamo hasta para pedirle consejos. Siempre me impulsa a ir por más y soy quién soy porque Carmen hizo que me anime a decir lo que clave: si sos tibio en la tele morís en la nada.

-Eso también te lo habrá enseñado Ángel …

-Sí, y con LAM me está pasando que la gente me reconoce más en la calle.

–¿ Y eso te gusta?

-No tengo problemas. En algún momento me gustaría volver más al entretenimiento y los juegos, pero por ahora voy a seguir con Carmen y con Ángel porque quiero seguir creciendo en los medios y al lado de de ellos voy a prender

Estefi junto a Carmen y Pampito, su compañero en

Estefi junto a Carmen y Pampito, su compañero en “Mañanísima”. Foto: Instagram

Estefi disfruta de un inmejorable presente y aunque es reacia a hablar de su novio, “porque a él no le gusta” y “es de otro mundo”, ella cuenta que son muy compinches y comparten muchas cosas.

“Mis días arrancan a las 7 de la mañana cuando me voy al canal a grabar Mañaní sima y terminan a las 23 cuando vuelvo a casa. Con mi novio nos vemos solo a la noche ya mí me encantaSiempre me gustaron las relaciones así porque no te cansás nunca. Eso sí: los fines de semana estudiamos juntos y compartimos muchas cosas “, reconoce, enamorada.

Y aunque no sueña con casarse sí quiere tener hijos. “Eso sí me gustaría pero no tengo la urgencia de que sea ahora. Y casarme me da igual porque nunca soñé con eso y no siento que me vaya a cambiar en nada. Si para mi pareja fuera importante lo hago, pero no es algo que a mí me importe demasiado “, asegura, sin tapujos.

–¿ Cuán to te falta pare recibirte de licenciada?

-Un año, pero con tanto trabajo no sé si pueda seguir haciendo tantas materias. Igual no voy a dejar de estudiar porque me encanta. la vez, entonces tuve que dejarla y ahora con la pandemia la retomé.

Además de formar parte de dos de los programas de espectáculos más populares del momento, de trabajar en la radio (todos los jueves por la Rock & Pop), estudiar una carrera, entrenar cuando puede y compartir tiempo con su novio, Estefi es una de las panelistas con más seguidores en las redes (solo en Instagram tiene 810 mil usuarios que la siguen).

La panelista de

La panelista de “LAM” también trabaja en radio. Foto: Instagram

–¿ Cómo te llevás con los haters y las críticas?

-Antes me mataban con el cuerpo. Pero no tengo mambos con eso. O será que ahora estoy más relajada con eso porque nunca to mé notoriedad por ser linda.

–¿ Có mo que no?

-No, de hecho cuando entré a Combate estaba re gorda, tenía 6 kilos de más. Me había separado y no podía parar de comer. Engordé un montón.

–¿ Y te criticaban en las redes?

-Me decían de todo y lloraba bastante porque los chicos son crueles y eso me afectaba, pero ahora ya no me importa. Salgo a la calle destruida, me conocen igual y no tengo drama … Yo soy feliz, la vida me regaló un camino que nunca imaginé y me encanta. A veces uno sueña algo y en verdad te espera algo mejor, algo que uno no pensaba. Mi presente me encanta, lo cuido y quiero seguir creciendo.

Estefanía Berardi con su color de pelo natural. Foto: Instagram

Estefanía Berardi con su color de pelo natural. Foto: Instagram

-Si tuvieras que darle un consejo a alguien que recién empieza en el medio ¿ qué le dirías?

-Que no hay que planear tanto porque la vida te encuentra cuando estás haciendo, no cuando estás sentado esperando, yo siempre hice y ahí se me fueron abriendo los caminos.

JA

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.