Sospechoso admite haber matado a Dom Phillips y Bruno Pereira, según autoridades

(CNN)- Las autoridades brasileñas informaron el miércoles durante una conferencia de prensa que uno de los sospechosos, que está bajo custodia, admitió haber matado al periodista británico Dom Phillips y al investigador Bruno Pereira en el Amazonas.

La Policía Federal de Brasil identificó al sospechoso como Amarildo da Costa de Oliveira. La policía dice que confesó el martes por la noche los asesinatos e indicó en dón de habían sido enterrados sus cuerpos. Phillips y Araújo Pereira fueron asesinados.

Según el representante de la Policía Federal, Eduardo Alexandre Fontes, la policía al excavar el lugar en contró restos humanos, los cuales serán enviados a Brasilia para realizar un análisis forense.

Cuando se le preguntó por qué no se mencionó la ayuda de los pueblos in dígenas en las misiones de búsqueda, la policía federal reconoció que fue un error no reconocer la contribución de los pueblos indígenas y dijo que su trabajo.

La desa parición de Dom Phillips y Bruno Araújo Pereira

desaparecidos amazonas

“¿Dón de están Dom Phillips y Bruno Pereira?”, Se lee en un mensaje que hace referencia al periodista británico y al especialista en asuntos in dígenas brasileño desaparecidos en la selva amazónica. lleva a cabo la novena Cumbre de las Américas. (APU GOMES / AFP vía Getty Images)

El veterano corresponsal Dom Phillips y el investigador brasileño Bruno Araújo Pereira desaparecieron el 5 de junio, durante un viaje por el valle de Javari, en el extremo occidental del estado de Amazonas.

Fueron vistos por última vez en la comunidad de Sao Rafael, a dos horas de viaje en bote desde la ciudad de Atalaia do Norte, luego de a compañar a una patrulla indígena en el río Itaquaí organizada para evitar invasiones de pesca Indígena del Valle de Javari.

El martes, la policía arrestó a un segundo sospechoso en relación con los hombres desaparecidos, según un comunicado de prensa de la Policía Federal. El primer sospechoso fue arrestado la semana pasada.

La policía dijo que el segundo sospechoso, un hombre de 41 años, estaba siendo interrogado y sería remitido a una audiencia de custodia en el tribunal municipal.

Phillips y Pereira desaparecieron mientras realizaban una investigación para un proyecto de libro sobre los esfuerzos de conservación en la región, que las autoridades han descrito como “complicada” y “peligrosa”, y conocida por albergar a mineros iles

Según los informes, habían recibido amenazas de muerte pocos días antes de su des aparición.

desaparecidos amazonas dom phillips pereira periodista

El veterano corresponsal extranjero Dom Phillips (centro) habla con dos hombres in dígenas en Aldeia Maloca Papiú, estado de Roraima, Brasil, el 16 de noviembre de 2019. (JOAO LAET / AFP vía Getty Images)

Su caso ha llamado la atención mundial sobre los peligros que a menudo enfrentan los periodistas y activistas ambientales en Brasil.

Entre 2009 y 2019, más de 300 personas fueron asesinadas en Brasil en medio de conflictos por la tierra y los recursos en la Amazonía, según Human Rights Watch, citando cifras de la Comisión Pastoral de la Tierra, una organización sin fines de lucro afiliada a la Iglesia Católica.

Y en 2020, Global Witness clasificó a Brasil como el cuarto país más peligroso para el activismo ambiental, según los asesinatos documentados de defensores ambientales. Casi las tres cuartas partes de tales ataques en Brasil tuvieron lugar

Phillips había informado extensamente sobre los grupos más marginados de Brasil y sobre la destrucción que los actores criminales están causando en la Amazonía.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, criticó el viaje de la pareja des de su des aparición y dijo en una entrevista en YouTube antes de la confesión del sospechoso el miércoles que las actividades de Philips y Pereira fueron “imprudentes” y sugirió “, los cuerpos serían desaparecido en el río Javari.

Con información de Camilo Rocha, Philip Wang Kara Fox, Juliana Koch y Rodrigo Pedroso

Leave a Reply

Your email address will not be published.