Se vende una fabulosa mansión diseñada por Tiffany hace más de 100 años, fue propiedad del Opus Dei y tiene cinco pisos

La casa unifamiliar con fachada de granito que se encuentra ubicada en el vecindario Back Bay de Boston fue diseñada hace más de 100 años por el artista Louis Comfort Tiffany. Ésta singular y bella propiedad hoy está considerada como el ejemplo vivo más completo de su visión residencial.

Llama la atención su fachada pálida, con paneles de mosaico colocados en piedra caliza y el vitral dispuesto sobre las puertas dobles revestidas en cobre. Éste es uno de los dos exteriores que se sabe que fueron diseñados por Tiffany y el único que permanece intacto.

El interior, con una escalera ovalada y una entrada con revestimiento de már mol blanco y contrahuellas de mosaico, es tan llamativo como el portal de acceso a la propiedad.

La Mansión Ayer fue diseñada por Louis Comfort Tiffany hace más de 100 años, es un ícono del vecindario Back Bay de Boston.
La Mansión Ayer fue diseñada por Louis Comfort Tiffany hace más de 100 años, es un ícono del vecindario Back Bay de Boston. The Tiffany Ayer Mansion

Una historia extensa

Durante décadas, el edificio, conocido como Mansión Ayer, fue propiedad de organizaciones sin fines de lucro vinculadas al grupo católico romano Opus Dei y ha funcionado como parte de un centro cultural y una residencia para mujeres que asisten a universidades cercanas. Durante ese tiempo, sus puertas se han abierto periódi camente al público para giras, conferencias y conciertos.

Todo eso podría cambiar pronto

La mansión, recientemente, se puso a la venta junto con un edificio contiguo, a un precio inicial de US $ 22,5 millones. Esta noticia preocupó a algunas personas que han trabajado durante años en restaurar esa vivienda, considerada por muchos como un monumento arquitectónico que lleva el sello de Tiffany.

Preocupa que una venta pudiera detener el acceso a la mansión de los académicos y visitantes
Preocupa que una venta pudiera detener el acceso a la mansión de los académicos y visitantesThe Tiffany Ayer Mansion

Entre ellos se encuentra Jeanne Pelletier, asesora de preservación del grupo sin fines de lucro Campaign for the Ayer Mansion, que ha recaudado dinero público y privado y ha trabajado con el dueño de la mansión para reparar y restaurar algunas de sus caracter le preocupa que una venta pudiera detener o reducir los estándares de esos esfuerzos y hacer que la mansión, que es un Monumento Histórico Nacional, fuera inaccesible para los académicos y otros visitantes. “El mayor temor es que el público nunca vuelva a ver estos interiores emblemáticos”.

Marie Oates, portavoz de la Fundación Trimount, propietaria de la mansión y del edificio contiguo que conforman la residencia y el centro cultural, dijo que “quiere ver qué compradores potenciales podrían surgir. Ellos, estarían preparados para poder quedarse con la prop una oferta aceptable ”. Más allá de eso, a Trimount le gustaría encontrar un comprador que valore la historia de la mansióndijo Oates, y espera que cualquier nuevo propietario haga que las instalaciones sean accesibles al público, aunque eso sería di fícil de garantizar. encontráse mos un comprador que permitiera el acceso público, sería increíble ”, comentó Oates.

La Fundación Trimount, propietaria de la mansión y del edificio contiguo -ahora en venta-, espera encontrar un comprador que tenga interés por preservar este tesoro nacional.
La Fundación Trimount, propietaria de la mansión y del edificio contiguo -ahora en venta-, espera encontrar un comprador que tenga interés por preservar este tesoro nacional. The Tiffany Ayer Mansion

Alice Cooney Frelinghuysen, experta en Tiffany y curadora de artes decorativas americanas Anthony W. y Lulu C. Wang en el Museo Metropolitano de Arte, dijo que lo notable de la Mansión Ayer es que en gran parte aún se conservaran casi todos los elementos originales.

Según Frelinghuysen, el vestíbulo de entrada modernista, la espectacular escalera, los techos de mosaicos dorados, los jarrones de vidrio Favrile y un templo trompe l’oeil ubicado en el rellano de una escalera se combinan para formar un conjunto decor “Aquí, todo fue concebido como una obra de arte completa”.

Su nombre se debe al empresario y coleccionista de arte Frederick Ayer, quien la mandó a construir
Su nombre se debe al empresario y coleccionista de arte Frederick Ayer, quien la mandó a construirThe Tiffany Ayer Mansion

La mansión, que fue construida entre 1899 y 1902 para el empresario y coleccionista de arte Frederick Ayerdesde 1964, ha sido propiedad en diferentes períodos de organizaciones sin fines de lucro asociadas con el Opus Dei, un grupo influyente históricamente conectado con causas de derecha -que se fundó bajo la premisa de que la vida ordinaria y el trabajo di la santidad y el servicio a la sociedad-.

Según cuenta la historia, el edificio ha sido utilizado por una tercera organización sin fines de lucro conocida como Bayridge Residence and Cultural Center, la cual también tiene una conexión con el Opus Dei y promueve la “integridad moral y ética”.

En la mansión las restauraciones comenzaron en 1997
En la mansión las restauraciones comenzaron en 1997The Tiffany Ayer Mansion

Bayridge comenzó con la restauración en 1997, primero contrató una firma de arquitectura para estudiar la mansión y preparar un plan de preservación. Desde 1998, la restauración ha sido organizada por Campaign for the Ayer Mansion y un grupo predecesor de nombre similar, que obtuvo subvenciones de la ciudad de Boston, la Comisión Histórica de Massachusetts y el programa federal Save America’s Treasures, así como de fundaciones privadas y donantes.

Con la cooperación de Trimount y Bayridge, la Mansión Ayer ha llevó a cabo una restauración interior y exterior valorada en cerca de US $ 3 millonesLa obra sirvió para restaurar paneles de mosaico de la fachada y reparada pantalla de vidrios de colores del sector de la biblioteca de la mansión. usando vidrio existente y reemplazando las piezas que faltaban con vidrio sobreviviente de la Colección Neustadt de Tiffany Glass.

Leave a Reply

Your email address will not be published.