Roland Garros: Sebastián Báez quedó a un paso de dar el gran golpe frente a Alexander Zverev

PARIS – Jugar por primera vez en el imponente Philipp Chatrier, rebosante de historia del tenis, repleto de espectadores en un miércoles radiante en la Ciudad Luz. Del otro lado, Alexander Zverev. Un des afío de alta exigencia, ante uno de los mejores del circuito, que Sebastián Báez estuvo a punto de ganarlo con una actuación sensacional: el argentino tuvo un match-point que no pudo aprovechar, y se despidió con una caí da ante el número 3 del mundo por 2-6, 4-6, 6-1, 6-2 y 7-5, en la segunda rueda de Roland Garros.

Sobre el polvo de ladrillo del court central, el jugador nacido en San Martín, de 21 años, se quedó con las ganas de lograr el primer triunfo de su carrera frente a un Top 10. Casualmente se había enfrentado hace un par de semanas con el alemán en el Masters 1000 de Roma, donde Zverev lo había derrotado en la segunda ronda. Esta vez, por la misma etapa, pero en el abierto francés, el argentino estuvo muy cerca de imponerse al tercer jugador del ranking y semifinalista que, ya instalado en la tercera rueda, se en frentará con el estadounidense Brandon Nakashima.

Lo mejor del partido

Desde el comienzo, Báez empezó a complicarle la tarde al alemán. El argentino tomó nota de lo que tenía que hacer luego de perder con Zverev en Roma. Y en un abrir y cerrar de ojos se llevó el primer set por 6-2, con dos quiebres de saque y el 79 por ciento de los puntos ganados con el primer servicio. Ahogado contra el fondo, el alemán no podía ocultar su des esperación; del segundo set, hasta adelantarse 4-1.

Con tiros profundos, Báez arrin conó al alemán contra el fondo; cuando Zverev esperaba un palazo de derecha, venía un drop certero; cuando subía a la red, llegaba un passing o un globo. primeros games, erró tres drives seguidos y empezó a abrirle la puerta a la recuperación del alemán, que recuperó un quiebre. Sin embargo, Báez logró cerrarlo a tiempo por 6-4.

El match-point que tuvo Báez

El juego cambió de manos. Sascha quebró pronto en el tercero, y también en el arranque del cuarto. Bajó mucho el nivel del argentino, que se en redó entre decisiones que no eran las más adecuadas y errores no forzados. quinto parcial.

Con poco margen para equivocarse, volvió a verse la mejor versión de Báez. Pero también Zverev había levantado, y el duelo ganó en drama. Se ganó los abucheos el alemán con un par de protestas. Tuvo sus oportunidades Báez: en el sexto game, presionó con un derechazo paralelo y la respuesta de Zverev se fue largo por el fondo para el 4-2. Pero el alemán no se rindió y también salió a atacar, ya buscar la red con más frecuencia. del número 3 del mundo se vio en el tiro con el que recuperó el break, un revés paralelo que entró en un rincón mínimo por la derecha del argentino.

Zverev prepara la devolución de revés ante Báez
Zverev prepara la devolución de revés ante BáezANNE-CHRISTINE POUJOULAT –AFP

Más acostumbrado a estos duelos de máxima exigencia, Zverev se vino a la red y se achicó el espacio para pasarlo, A Báez se le escaparon un par de passings y el alemán igualó la cuenta. El partido entró en una zona de alto voltaje. Báez, des pués de tres horas y 24 minutos, tenía su match- point.

Pero el número 3 del ranking sacó a la “T” y la devolución de Báez se fue apenas ancha. Sería la única y última oportunidadZverev mantuvo, y enseguida, Báez se apuró: dos errores no forzados para quedar 0-30. Surival vio la ocasión y apuró: acertó un ángulo corto, primero, y consiguió el quiebre en otro revés fallido del argentino. la tradicional ola, como en los grandes encuentros. Zverev no dudó y fue a buscarlo. El alemán soltó su desahogo y le dedicó un buen diálogo en el saludo final. Báez tomó su bolso y se fue ovacionado. Una situación similar a la que vivió en enero pasado en el Australian Opencuando cayó en cuatro sets frente a Stefanos Tsitsipas, des pués de un encuentro muy parejo y entretenido.

No tardó nada en presentarse el argentino ante la prensa. Allí contó: “Tuve mis chances, pero en los momentos importantes, él jugó mejor que yo. Tengo mucho que aprender de este partido. Así es el deporte y el camino es muy largo. Es duro, pero a veces esto sirve para aprender ”.

En el análisis, Báez remarcó: “Creo que en los dos primeros sets pude hacer la táctica planteada, pero a medida que pasaron el tercer y el cuarto set perdí lucidez. partido, y creo que se me escapó por detalles .. Son cosas que, si las tomo de la mejor manera y sigo el camino que me marca mi coach, puedo sacar cosas buenas de esto, y en el futuro seguir creciendo y ser mejor cada día ”.

Alexander Zverev y su esfuerzo para devolver un impacto de Báez; el alemán y el argentino redondearon un partido de alto voltaje en el Chatrier
Alexander Zverev y su esfuerzo para devolver un impacto de Báez; el alemán y el argentino redondearon un partido de alto voltaje en el ChatrierANNE-CHRISTINE POUJOULAT –AFP

Sobre el único match-point que tuvo en su favor, expresó: “Pasaron varias cosas en esa bola. Estaba queriendo adivinar por dón de iba a sacar porque lo venía haciendo bien, pero fue un poco de mala suerte, algo de mala eje cución. sacó bien, también. Son detalles. En el mismo set había tenido otras chances. Fue un punto, un error más. Pensé que iba a tener otra oportunidad, pero no se dio. manera, pero es obvio que no era lo que esperaba, me hubiera gustado irme con la victoria. Yo no pensaba en querer ganar, sino cómo hacerlo y tratar de tener una actitud positiva.

Báez también se refirió a las palabras de Zverev: “La otra vez en Roma me había dicho que yo era un buen jugador y que tenía mucho futuro, pero fue más que nada el festejo de él, que fue un desahogo por los nervios, y me dijo también que a él le ha en la final del US Open [en 2020, cuando perdió con Thiem]y que estas derrotas a la larga me hacen crecer y me hacen mucho mejor ”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.