La grieta del golf: llegaron los castigos para 17 jugadores del PGA Tour que actuaron en la liga árabe

Bastó que los “rebeldes” pegaran sus primeros golpes en el certamen inaugural de la LIV Golf Series para que el PGA Tour anunciara prohibiciones indefinidas para varios de sus miembros –incluido Phil Mickelson- que se presentaron para jugar en el Centurion Club de , al norte de Londres. Tal como se anticipaba, fue un jueves explosivo, con un cruento reparto de castigos que llegó a través de un comunicado. profesional que se incorpore más tar de a la nueva gira, financiada con fondos árabes y traccionada por el australiano Greg Norman,

En la carta dirigida a los miembros del PGA Tour, el comisionado Jay Monahan enumeró a 17 golfistas que no serán elegibles para competir en los próximas torneos. Graeme McDowell, Kevin Na, Louis Oosthuizen, Charl Schwartzel y Lee Westwood, quienes renunciaron a ser miembros del PGA Tour. Otros, incluido el miembro vitalicio Mickelson, decidieron no romper la membresía.

“Estos jugadores han hecho su elección por sus propios motivos financieros”, opinó Monahan. “Pero no pueden exigir los mismos beneficios, consideraciones, oportunidades y plataforma de membresía del PGA Tour que usted (el golfista miembro) a ustedes (los jugadores), a nuestros fanáticos ya nuestros socios ”, cuestionó con dureza el mandamás del PGA Tour.

“Tomaste una decisión diferente, que es cumplir con las reglas del torneo que acordaste cuando cumpliste el sueño de ganar una tarjeta del PGA Tour y, lo que es más importante, competir como parte de la organización preeminente en el mundo del golf continúa la carta, que no menciona a Bryson DeChambeau o Patrick Reed, quienes formarían parte del LIV Golf a partir de la segunda fecha, en Portland. una suspensión des pués de que se publicaran comentarios relacionados en febrero con el PGA Tour, al que calificó como un circuito de “odiosa codicia”. que no se sentía obligado a renunciar al PGA Tour.

Phil Mickelson, en el hoyo 4 del campo inglés, en el torneo inaugural del LIV Golf
Phil Mickelson, en el hoyo 4 del campo inglés, en el torneo inaugural del LIV GolfAlastair Grant-AP

¿ Qué alcance tienen los castigos? Aquellos que estén suspendidos o hayan renunciado no podrán jugar en el PGA Tour, ni en sus giras coautorizadas (entre ellas, el PGA Tour Latinoamérica), incluso con invitaciones de patrocinadores. que comanda, Monahan agregó: “Probablemente tengas más preguntas. ¿Qué sigue? ¿Pueden estos jugadores volver? en todo este proceso: siendo transparentes y respetando las reglas del PGA Tour que usted ayudó a establecer ”.

El texto, poco protocolar, también menciona: “Estoy seguro de que nuestros fanáticos y socios, que seguramente están cansados ​​de toda esta charla sobre dinero, dinero y más dinero, seguirán entretenidos y motran donde hay verdaderas consecuencias por cada tiro que hagas y el lugar que te corresponde en la historia cada vez que llegues al escurridizo círculo de ganadores ”, completa el texto.

En una respuesta inmediata, un comunicado del LIV Golf fustigó: “El anuncio de hoy del PGA Tour es vengativo y profundiza la división entre el Tour y sus miembros. La era de la agencia libre está comenzando y estamos orgullosos de tener un campo completo de jugadores que se unen a nos allá ”.

Hay algunas cosas claras. Los jugadores que renunciaron a su membresía serán quitados de la lista de puntos de la FedEx Cup des pués del Abierto de Canadá. patrocinador o cualquier otra categoría de elegibilidad. El documento incluye un compromiso adicional de que los miembros actuales de la gira no se verán afectados negativamente, en la forma de rankings, elegibilidad para torneos o para competir en los que aún no han renunciado.

Sin embargo, muchas otras cuestiones quedan en el aire. Si bien se sabe que el US Open respetará -solo por este año- los criterios de clasificación, será interesante saber la postura que tomará el Masters, que es un torneo por invitaci el Open Británico, que deberá fijar posición pronto, ya que el certamen -último major de la temporada-, se disputará del 14 al 17 de julio. Mientras tanto, el LIV Golf puso primera, con una transmisión por streaming similar a una estética de Fórmula 1: una columna con fondo negro a la izquierda, con los nombres y apellidos de los jugadores abreviados y el logo del equipo al que representan. Cabe recordar que participan 48 jugadores divididos en 12 conjuntos de cuatro golfistas; nada menos que 4 millones de dólares y el último 120.000. Los fondos inacabables del reino de Arabia Saudita y la tentación económica de manera individual con varias de las figuras -a Dustin Johnson le habrían pagado 150 millones de dólares por el mero hecho de sumarse a la nueva gira- ya produjeron un duro golpe para la salud del golf mundial.

Jugadores que anticiparon su renuncia al PGA Tour

Leave a Reply

Your email address will not be published.