La barra de Independiente armó un intimidante operativo “bozal” en las tribunas del Libertadores de América

Mientras to da vía no se sabe cuán do se realizarán los postergados comicios para elegir a las nuevas autoridades del club (el mandato de la actual conducción venció en diciembre de 2021), un sector de la masa societaria de Independiente continúa exigiendo la inmediata salida de la Comisión Directiva y un urgente llamado a elecciones. Este jueves, durante el partido ante La Guaira por la Copa Sudamericana, algunos intentaron manifestarse públicamente en el Libertadores de América, pero se encontraron con una poco amigable invitación a no hacerlo.

Un grupo de socios y simpatizantes había hecho una convocatoria para expresar su desacuerdo con la dirigencia antes del encuentro en el estacionamiento ubicado detrás de la platea Arsenio Erico y también en ese sector del Libertadores de América durante el 4 a 0.

Sin embargo, cuando se habían disputado 30 minutos del primer tiempo del encuentro, un grupo de alrededor de 30 personas, aparentemente integrantes de una de las facciones de la barra brava del Rojo,, ingresó a la Erico baja y se ubicó justo de trás del banco de suplentes local, aunque no mirando hacia el campo de juego, sino hacia los asientos de los espectadores.

La barra de Independiente marcó presencia en las cuatro tribunas del Libertadores de América en el partido ante La Guaira. (Foto: Juan Manuel Foglia)

La barra de Independiente marcó presencia en las cuatro tribunas del Libertadores de América en el partido ante La Guaira. (Foto: Juan Manuel Foglia)

Una situación similar se produjo (aunque con un puñado de hinchas menos numeroso) en la platea Ricardo Bochini baja. Según indicaron a Clarín simpatizantes que estuvieron en el estadio, el objetivo era claro: intimidar y evitar que hubiera manifestaciones públicas contra la Comisión Directiva.

Más allá de lo que sucedía en las plateas, también las populares tenían sus dispositivos de control. La facción de la barra que responde a César Rodríguez (alias Loquillo) ocupó la cabecera Ricardo Pavoni baja, mientras que la que (alias Juani de Gerli) y Mario Gustavo Nadalich se ubicó en el sector opuesto, la cabecera Miguel Ángel Santoro baja. Así, las cuatro tribunas contaron con presencia del núcleo más duro de la hinchada.

Antecedentes y broncas

Distintas facciones pujan desde hace meses por el control de la barra de Independiente. (Foto: Juano Tesone)

Distintas facciones pujan desde hace meses por el control de la barra de Independiente. (Foto: Juano Tesone)

Una situación similar se había vivido en el último partido que Independiente había disputado en su estadio por la Copa de la Liga Profesional de Fútbol, ​​frente a Huracán el sábado 7 de mayo. Comisión Directiva que encabeza Hugo Moyano en la platea Erico, integrantes de la barra ingresaron a ese sector para hacerlos callar.

Esta dinámica de rechazo organizado a la dirigencia y acciones intimidatorias tiene como telón de fondo la pelea por el control de la barra, que actualmente encuentra a dos bandos que tejieron una siempre endeble alianza, los denominados Loquillo Rodríguez) y Dueños de Avellaneda (bajo la batuta de Leczniki y Nadalich), ya otro que puja por retomar el liderazgo, Los Diablos Rojos (conducidos por Pablo Álvarez, alias Bebote).

A principios de abril, en la previa del partido entre el equipo de Avellaneda y Tigre por la novena fecha de la Copa de la Liga Profesional, el sector de Álvarez, aparentemente respaldado por un grupo ultraviolento avecindado en Villa Jardín (Lanús) su intención de recuperar el manejo de la tribuna.

César Loquillo Rodríguez fue detenido antes del partido entre Independiente y Tigre el 9 de abril. (Foto: Juano Tesone)

César Loquillo Rodríguez fue detenido antes del partido entre Independiente y Tigre el 9 de abril. (Foto: Juano Tesone)

Ante la posibilidad de un enfrentamiento, la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte de Buenos Aires (Aprevide) montó un operativo con la participación de 600 agentes de la Policía provincial para ese encuentro. miembros de la facción Somos Nosotros, por intentar ingresar sin entradas o con carnets prestados o apócrifos, puesto que sobre algunos de ellos pesaba una prohibición de acceso a espectáculos de portivos.

Un centenar de hombres encabezados por Bebote Álvarez permaneció fuera del estadio, pero finalmente no concretó su advertencia de tomar la tribuna, más allá de un intento fallido por entrar al estadio a los disparos una vez que finalizó el encuentro. dirigencia (puntualmente al secretario general de la institución, Héctor Maldonado) de apoyar al grupo de Loquillo Rodríguez para mantenerlo alejado del club.

Dos semanas atrás, las tres alas de la barra viajaron a Paraguay para el partido que Independiente disputó frente a General Caballero por la Copa Sudamericana. Antes de llegar a la frontera, la caravana de micros que trasladaba al grupo de Álvarez fue caminero de la entrada a Clorinda, en Formosa. Personal de Gendarmería Nacional secuestró armas en uno de los rodados. Pese a las amenazas cruzadas, tampoco en suelo paraguayo se concretó la prometida batalla.

Los conflictos protagonizados por estos grupos no son cuestión de estas semanas. En septiembre del año pasado, la barra del Rojo se enfrentó a balazos con la de Racing en el barrio 4 de Junio, muy próximo a los estadios de ambos clubes. Apenas diez días más tarde, hubo un choque entre dos sectores de la hinchada en la puerta de la sede social de la avenida Mitre , en Avellaneda, donde también se efectuaron disparos. El motivo de la disputa habría sido el control de la distribución de entradas cuando volvió el público a los estadios tras la pandemia de corona virus.

En enero de este año, hubo un cruce entre barras de Independiente y vecinos del barrio Rancho Grande, cercano al predio del club en Wilde, cuando una caravana de simpatizantes que se dirigía al estadio de Estudiantes para presenciar un amistoso contra un corte en la Autopista Buenos Aires-La Plata. La barra dispersó a los manifestantes, pero algunos de estos respondieron a balazos y uno de esos, efectuado con un arma de aire comprimido, mató a un hincha, Juan Calvente.

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.