Jurassic Park y Jurassic World: 3 errores científicos (y algunos aciertos) de la saga de películas

  • Rafael Abuchaibe
  • BBC News Mundo

Un tiranosaurio rex en un autocine

Fuente de la imagen, Universal Studios / Amblin Entertainment

“Jurassic World: Dominion”, la última entrega de la saga cinemato gráfica que Steven Spielberg comenzó en 1993 con “Jurassic Park”, comienza en la prehistoria.

Los primeros 5 minutos del metraje de la película, que ya está en las salas de Latino américa, se lanzaron en YouTube en octubre como parte de una campaña promocional y sitúan a la audiencia en un mundo en el que los dreadnoughtus, los quetzalcoatlus y los anquilosaurios son amos y señores de la Tierra.

Fuente de la imagen, Universal Studios / Amblin Entertainment

Pie de foto,

El dreadnought era tan masivo que los científicos creen que no tenía de predadores.

En su momento clímax, el clip muestra una batalla titánica: el tiranosaurio rexestrella indiscutible de la saga hasta el momento, en frentándose al giganotosauriouna bestia de 4 metros de alto y 6 toneladas de peso, que busca destronar al rey.

Pero aunque pareciera que Hollywood hubiera logrado abrir una ventana directa a cómo se veía nuestro planeta hace 66 millones de años, los científicos nos recuerdan que lo que vemos en pantalla es solo ficción.

Leave a Reply

Your email address will not be published.