Gladiator y la foto que cambiará tu recuerdo del clásico de cine

Gladiator permanece en la memoria de los espectadores como uno de los clásicos imperecederos de los 2000. Ridley Scott logró revitalizar el cine peplum con esta épica historia de venganza que recuperaba la espectacularidad de clásicos ambientados en la Antigua Roma como Espartaco,, La caí da del imperio romano,, Ben-Huro Quo Vadis. Aparte de conseguir un éxito de taquilla con más de 465 millones de dólares, logró arrasar en los Óscar con cinco galardones, entre los que obtuvo el de Mejor Película y Mejor director. legendarios combates, fuertes rivalidades, luchas por el poder y anhelos de revancha, sobre todo por escenas tan inolvidables como ese combate final entre Máximo y Cómodo.

No hay duda de que Russell Crowe y y Joaquin Phoenix construyeron a dos de los mejores personajes de sus respectivas carreras, consiguiendo plasmar con mucho esmero e intensidad su rivalidad, ambición y proezas. Lograron introducirnos tanto en la historia y en sus roles que incluso cualquiera podría haber ser amigos. Pero no es el caso. Como es lógico, ambos disfrutaron de un compañerismo propio de cualquier película que llega a tan buen término como Gladiator, y si por hubiera alguna duda, una foto del rodaje es probable que esta imagen te haga ver su escena más mítica con otros ojos:

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Como se deja ver en la fotografía, se trata de un descanso de la grabaciones durante el recordado combate final de Gladiator. Crowe y Phoenix, con amplias sonrisas en sus bocas, parecen mantener una conversación amena, divertida y casual que les permite estar riéndose y pasándose lo bien en un momento donde sus personajes pasan por una situación muy contrariaNo podemos deducir de lo que estaban hablando, pero es exhibitede el buen rollo que existía entre ambos in térpretes, lo que no tiene nada que ver con el momento de pura venganza y muerte que vimos en los últimos compases de la película de

Si recordamos, los personajes Crowe y Phoenix se enfrentaban en un combate letal donde ninguno de los dos salía indemne. Máximo consumaba su venganza frente a Cómodo por haber matado a su familia y destruido todo su mundo, aunque no sin antes recibir le condujo al lecho de muerte y al reencuentro con su mujer y su hijo en el Eliseo. Cualquiera que haya visto la película conocerá de primera mano el dolor, la rabia, la sangre, la emoción o la epicidad que des prendía este epílogo un final agridulce a la vez que memorable que poco tiene que ver con la situación que sus actores protagonizan en la mencionada fotografía..

Y es que ver a ambos en una situación tan extremadamente contraria, con Russell Crowe incluso portando un cigarrillo en su mano, hace perder toda la magia del cine a la escena. Viendo la imagen es di fícil pensar en las sensaciones que dejaba el final de Gladiator, solo en dos compañeros disfrutando de un momento de relax en medio de una dura jornada de trabajo.

Incluso podría compararse con los gazapos que a lo largo de los años se han ido desvelando, como bien es el caso de la bombona de gas en la parte posterior de uno de los carros que una vez vista es imposible no ver la película sin fijarse en ella.

Russell Crowe como Máximo en Gladiator (Foto: Dreamworks / Universal Pictures)

Russell Crowe como Máximo en Gladiator (Foto: Dreamworks / Universal Pictures)

A veces, volver a ver una película conociendo las historias de trás de sus rodajes o protagonistas puede convertir el visionado en una experiencia radicalmente diferente. Y este podría ser el caso. Por suerte, una producción como Gladiator tiene la suficiente épica y acción como para introducirnos de lleno en su memorable relato de venganza en la Antigua Roma y hacernos olvidar todo lo demás, aunque teniendo grabada la fotografía de sus intérpretes disfrutando de su final de la película con unos ojos diferentes.

Más historias que te pueden interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published.