ganadores, perdedores y lo que viene

Sin repetir y sin soplar, cuestionario exprés para responder sin tomarse más de dos segundos para pensar. Va la primera pregunta.

–¿ Quién es el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino?

-Claudio Chiqui Tapia.

Correcto. Y ahora la segunda pregunta.

–¿ Quién es el presidente de la Liga Profesional de Fútbol?

-Claudio Chiqui Tapia.

Correcto, otra vez.

Sí, des de las primeras horas del jueves las dos preguntas tienen la misma respuesta. El fallo del juez Camilo Almeida Pons, a cargo del Juzgado Civil N ° 99, determinó que Tapia será también el encargado de regir los destinos del organismo que maneja el fútbol de Primera División.

Sucedió luego de que semanas atrás el mismo Pons, a través de otro fallo, nombrara al hombre fuerte de Barracas Central como una especie de interventor des pués de de que Marcelo Tinelli, el ex patrón de la Liga, diera su último manotazo e impugnara la única lista que se había presentado, con el presidente de Argentinos Juniors, Cristian Malaspina, a la cabeza, para participar en las elecciones que debían elegir a las nuevas autoridades.

Sí, aunque parezca una’jodita’ paraVideomatch,, el conductor y empresario televisivo, sin quererlo ni buscarlo, le terminó allanando el camino a Tapia para que el presidente de la AFA asumiera el control absoluto del fútbol argentino, algo que no sucedía des de 2017 cuando se creiga la Superliga, la antecesora de la Profesional, replicando una modalidad que funciona y muy bien en España (LaLiga), Inglaterra (Premier League) y Alemania (Bundesliga) entre otros ejemplos, para que se encargara de la organización y gestión de la máxima categoría.

Ahora, al menos hasta marzo de 2024, cuando se deberán celebrar elecciones tal lo establecido, todo pasa por las oficinas de Viamonte 1366.

¿ Qué significa eso? Un triunfo de Chiqui Tapia, a quien muchos daban como acabado hace poquito tiempo. Pero no. El hombre demostró tener la cintura que muchos otros no tienen para surfear en las traicioneras olas políticas del fútbol. recién llegados que ahora tienen sus clubes pidiendo renovación constante de matafuegos.

Marcelo Tinelli y Claudio Tapia, en 2019.

Marcelo Tinelli y Claudio Tapia, en 2019.

Un triunfo con ganadores y perdedores

Obviamente, Chiqui es el vencedor porque supo capitalizar el poder que le dio el buen andar de la Selección Argentina y logró que la mayoría de la tropa dirigencial se alineara por de trás suyo. fuerte del fútbol del interior, y sumó también a sus filas a Eduardo Spinosa, presidente de Banfield y otrora mano ejecutiva de Tinelli.

Hasta Boca y River están del lado de Tapiaaunque siempre atentos y con la “guardia alta”al estilo Marcelo Gallardo, a sabiendas de que son los dos que mueven el amperímetro en la opinión pública, los que tienen rating y los que hacen que el “producto” siga despertando intereses más allá de los torneos superpoblados

Del otro lado, en la sombra, quedó Malaspina, quien se preparaba para desembarcar en la Liga Profesional y asumir el poder y el manejo del fútbol. Pero ahora quedó relegado. su incorrecta inclusión en la lista que aspiraba quedarse con las oficinas de Puerto Madero- la primera ficha que cayó y causó el efecto dominó que terminó con Chiqui transformando el cuestionado doblecomando en un joystick. Como en los tiempos de Julio Grondona.

Claudio Tapia en una foto de archivo junto a Lionel Messi en Ezeiza. El dirigente se vio fortalecido con los buenos resultados de la Selección Argentina.

Claudio Tapia en una foto de archivo junto a Lionel Messi en Ezeiza. El dirigente se vio fortalecido con los buenos resultados de la Selección Argentina.

El clima en Casa Rosada

Tapia también logró oxígeno en la política nacional. Si bien sigue sin haber química con Alberto Fernández, el Presidente está con otros problemas muchos más grandes y urgentes que atender que la eterna rosca del fútbol. Sin embargo, Tapia aceitó su buena relación con Sergio Massa, presidente del blo las tres patas fuertes del Frente de Todos, y con Martín Insaurralde, jefe de Gabinete del gobierno de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, además de tener lazos fortalecidos con La Cámpora.

¿ Cuá les son los objetivos a corto plazo de Tapia? Lograr que el público visitante vuelva definitivamente a las canchas. Será vital la prueba que se llevará a cabo este fin de semana en las semifinales de la Copa de la Liga Profesional. Si sale bien servirá para que las autoridades de seguridad de la Ciudad terminen de convencerse de que es posible que todo vuelva a la vieja normalidad. El problema será para los clubes, ya que hay varios (Boca, River, Newell’s y Central) que no dan abasto para hacerles lugar a sus socios y sus abonados. Habrá que ver cómo se implement a.

También aparece la TV en la agenda de tareas pendientes del nuevo presidente de la Liga. Se sabe que ya se firmó una extensión con ESPN que va más allá de 2027 con una renegociación del contrato firmado en 2017, en tiempos de la Superliga. está estancado el diálogo con TNT, el dueño de la otra mitad de los de rechos. ¿ Desembarcará alguno de los gigantes de las plataformas de streaming? Habrá que esperar también. Se sabe, claro, que en el viejo reino del “Todo Pasa”, todo puede pasar. Hasta lo que parecía imposible poco tiempo at rás.

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.