el futuro de la pandemia de Covid según un experto

Este miércoles, el laboratorio estadounidense Moderna anunció resultados positivos de su vacuna adaptada para las variantes de Covid. Y aunque aún no tuvo la aprobación, anticipa la etapa que se viene: la de las vacunas bivalentes..

La autorización por parte de la agencia sanitaria estado unidense se descuenta. De hecho, la FDA se reunirá hacia fines de este mes para discutir la composición de estas vacunas adaptadasun análisis que también está haciendo la EMA europea para definir si hay que cambiar la cepa de la vacuna para el próximo otoño en el hemisferio norte.

Según informó Moderna en un comunicado, una dosis de refuerzo arrojó “una respuesta de anticuerpos superior contra Ómicron un mes des pués de la inoculación, en comparación con la vacuna original”. Y detalló que contra Ómicron, los anticuerpos se multiplicaron por ocho..

Vacunas con dos cepas

“Estamos en el mundo de las dosis de refuerzo”. El que define el momento actual es Rolando Pajon, uno de los investigadores que participó del desarrollo de la vacuna de Moderna y actual director médico del laboratorio para América Latina. De visita en Argentina, el científico cubano de 50 años habló con Clarín horas antes del anuncio de la compañía y delineó el escenario que se viene: qué pue de pasar con las variantes, cada cuánto deberemos vacunarnos y cuán do llegarán las vacunas para los bebés.

Rolando Pajon, uno de los científicos que lideró el desarrollo de la vacuna de Moderna.

Rolando Pajon, uno de los científicos que lideró el desarrollo de la vacuna de Moderna.

En este “mundo del refuerzo”, Pajón destaca la eficacia de la vacuna de Moderna. No quiere comparar con otras marcas, sino apalancarse en los resultados de los ensayos de su vacuna en la estrategia de vaccunación heteróloga como la que se está usando en Argentina.

Cita investigaciones realizadas en Singapur y en el Reino Unido en las que se demostró que “genera anticuerpos neutralizantes y que duran más en el tiempo”. 80 veces por encima de los que uno tiene en el momento de recibir la dosis ”, remarca. Y si bien a los seis meses se produce una caída de anticuerpos de seis veces“ siguen siendo altos ”.

Aquí entra la estrategia en la que también avanzaron otros laboratorios, como Pfizer: la de la vacuna bivalente o adaptada a variantes. Más precisamente, a Omicron.

La vacuna bivalente de Moderna tiene la mitad de sus componentes de la secuencia o cepa original de Wuhan y la mitad de Omicron. ¿ Por qué si ya Wuhan no circula y Omicron es la dominante, no es 100% de la variante africana?

Según Pajón hay dos razones para mantener la cepa de Wuhan. “Desde el punto de vista” inmunológico con esa secuencia es el camino mas expedito para generar anticuerpos de alta afinidad, para que el organismo reaccione rápidamente, y se añade la variante que circula. Y hay un elemento prag mático: las entidades regulatorias van a exigir que la nueva vacuna no induzca una respuesta inmune inferior a la existente. Y como la existente fue generada contra la cepa original, la estrategia bivalente combina los dos principios ”.

En este “mundo booster” todo –como siempre con el Covid– estará marcado por las variantesLas actuales y las potenciales. Explica que hay que mirar la pandemia a nivel global y local, y admite que puede haber regiones o países donde apenas haya casos y en otros brotes que parezcan pandémicos. Son los elementos de variación de los virus. Pero hay algo que marca como significativo..

“Hasta la llegada de Omicron, siempre una variante reemplazaba a otra. Omicron vino y reemplazó completamente a Delta. Pero a Omicron no la ha reemplazado nadie. Sí ha generado subvariantes, pero hay una oportunidad de hacer una transición a algo más predecible, más constante. Existe siempre la posibilidad de que una variante nueva e impredecible cambie nuevamente la ecuación, pero estamos en el camino adecuado”, Analiza.

Las vacunas bivalentes, dice, abren la puerta a eventualmente adicionar esas nuevas cepas a la vacuna de manera menos laboriosa. Podría así, en un futuro, existir una vacuna trivalente que combine Wuhan, Omicron y una potencial variante dominante inexistente hasta hoy.

¿ Cómo seguirán entonces los calendarios de vaccunación? ¿ Cada cuánto vamos a tener que reforzarnos? El experto dice que eso depende de las estrategias de inmunización de cada país, pero que el laboratorio está trabajando en “una vacuna panrespiratoriaque se ponga una dosis al año y estés protegido contra las variantes de Covid y la influenza ”. Moderna ya está en fase III de un ensayo de vacuna de influenza y en otra del virus sincicial respiratorio en adultos mayores. Pajon estima que no será el año próximo, sino para 2024/2025..

Vacunación en bebés e infantes

El experto aborda también un tema que generó controversias: la miocarditis y pericarditis como posible efecto adverso de las vacunas de ARN mensajero en los adultos jóvenes. casos que tuvieron reportes “la inmensa mayoría” se resolvió rápidamente y el pequeño porcentaje que requirió hospitalización no tuvo consecuencias graves ”.

Y toma este punto para remarcar que esos efectos adversos aislados y potenciales sólo se refieren a ese grupo etario y no a los menores de edad, para quienes en breve se espera una ampliación de la vaccunación pediátrica a bebés y niños en edad preescolar.

“El 15 de junio se va a discutir por un comité de la FDA la vacuna de seis meses a cinco añosNuestra vacuna es un cuarto de la dosis que se les da a los adultos y es capaz de generar la misma respuesta que tienen los adultos jóvenes, que son los que responden mejor.

En un mundo con variantes más benévolas, población adulta mayoritariamente vacunada y con un muy bajo riesgo de complicaciones en los más chicos, ¿ tiene sentido vacunar a los bebés ya los infantes?

Un nene recibe la vacuna este verano en la playa, en Mar del Plata. En EE.UU. analizan ahora vacunar también a los bebés e infantes. Foto Marcelo Carroll / Archivo

Un nene recibe la vacuna este verano en la playa, en Mar del Plata. En EE.UU. analizan ahora vacunar también a los bebés e infantes. Foto Marcelo Carroll / Archivo

“Hablo como vacunólogo y también como padre. El riesgo de enfermedad severa en estos grupos es bajo, pero no es ceroY como no es cero, me hago la pregunta de qué lado de la esta dística quiero estar yo. Además, estamos apenas descubriendo y estudiando el Covid de larga duración. Y hemos visto que el el long Covid le puede dar a cualquieraindependientemente de la enfermedad ligera o severa. Yo quisiera ofrecerles la mejor oportunidad a mis chicos de que tuvieran su sistema inmunológico preparado ”, remarca.

Y cierra con otro concepto de por qué las vacunas son importantes: “La inmunidad de rebaño no es posible obtenerla contra el Covid por su diseminación mundial y su persistencia en la población ”.

AS

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.