El argentino fana del Feyenoord que se hizo famoso en Rotterdam

Para el amor no hay edades ni distancias… Y eso el fútbol lo sabe bien: Ignacio Ostertag es argentino, nació en Pergamino hace 42 añospero es fanático del Feyenoord de los Países Bajos que este miércoles (a las 16 hora argentina) disputará la final de la Conference League ante la Roma de Mourinhoen Albania. Sí, aunque haya casi 12.000 kilómetros de distancia, su corazón es rojo y blancocomo el equipo europeo. “Cuando en 1993 llegó el cable, empecé a ver la liga holandesa. Justo ese año explotó el Feyenoord, salió campeón con un gran equipo y me gustó mucho su hinchada: La Legióncomo la llaman ”, relata los comienzos de una historia que tiene un final más que inesperado.

Los hinchas del Feyenoord y la locura por el argentino.

Los hinchas del Feyenoord y la locura por el argentino.

Es que Ignacio, en la Argentina, transita la vida entre el derecho y la pelotita. Trabaja para el Colegio de Abogados de su Pergamino natal, en el pasado fue corresponsal de TyC Sports y actualmente relata competencias de eSports. Sin embargo, en medio de la pandemia, se largó a hacer la campaña del Feyenoord a la distancia, a través de sus redes sociales. Sus videos empezaron a sumar reproducciones ya replicarse masivamente allá a lo le josdel otro lado del Atlántico.

En la escuela me cargaban porque dibujaba el escudo en la carpeta o iba medio dormido porque me quedaba hasta las cinco de la mañana para ver un partido. Cuando vino en 1997 a jugar contra River en el Monumental, fui a la cancha… Me acuerdo de que tenía varias figuras como Ronald Koeman ”, sigue destrabando recuerdos. Luego, se largó al periodismo, estudió en DeporTEA, pero su amor por el Feyenoord no lo perdió nunca:“ Tengo recortes de Olé de esa é poca, empecé a entrar en foros del equipo ya hacer amigos a la distancia. Tengo locura total por el club, me siento parte de la familia”.

Mirá también

Senesi con Olé: por qué eligió Argentina y el llamado de Mancini para Italia

Aparte de las relaciones que generó con la familia del Feyenoord, como la llama, empezó a hacerse famoso en Rotterdam.Por los relatos empecé a ser conocido allá, me empezaron a contactar los medios y se viralizaron varios videos porque mechaba el partido con canciones de la hinchada, hasta me a prendí la fonética para poder pronunciarlo bien, je ”, dice. Y eso también le generó un vínculo directo gracias a otro argento: Marcos Senesi.

La banda del Feyenoord con Ostertag en la tribuna.

La banda del Feyenoord con Ostertag en la tribuna.

“Cuando estaban por comprar a Senesi, una persona del club me contactó por redes y me pidió información de él: có mo era, su calidad humana… ”explica sobre aquel momento en que el defensor, hoy capitán y citado a la Selección Argentinapasó de San Lorenzo al fútbol europeo. Luego, el club lo invitó a ir a la cancha: “Pero el costo del pasaje y el hospedarme allá lo hacían algo muy di fícil de concretar. Entonces, un amigo de allá, del Feyenoord por supuesto ,, organizó una recaudación de fondos y en 12 horas juntaron 3.000 euros para que yo pueda via jar”.

Mirá también

Messi y la Selección ya preparan la final y el Mundial

En principio, la idea era que estuviera en el clásico contra el Ajax de fines de año pasadopero la pandemia, el cierre de fronteras y la prohibición de público en los estadios lo hicieron imposible y tuvo que posponer la travesía, que finalmente se dio hace apenas unas se manas… “Estuve diez días, entre el 7 y el 17 de mayo y pude ver los partidos contra el PSV, el Go Ahead Eagles y Twente”comenta con felicidad, to da vía emocionado.

La bandera del Bombástico, su apodo, en la cancha del Feyenoord.

La bandera del Bombástico, su apodo, en la cancha del Feyenoord.

Porque sí, lo que vivió en los Países Bajos fue absolutamente in creíble. “Antes de viajar, la gente de allá me de cía que era famoso, pero no lo creía…. Hasta que lle gué. En el aeropuerto de Amsterdam, cuando en migraciones vieron mi nombre en el pasaporte, me dijeron:’Vamos, Feyenoord’. Cuando salí, me estaba esperando ESPN y había una bandera con mi cara y que decía’El Bombástico’. No sabía cómo mane jarlofue ra rísimo… ”.

Mirá también

Scaloni antes de Italia:

Eso de Bombástico o Bombinha nació de los latiguillos de sus relatos al punto de convertirse en apodo. “Marcos, por ejemplo, me dice Bomba, je”. Y la bandera con la que lo recibieron hasta estuvo colgada en la cancha. “En Rotterdam la gente me paraba en la calle y me pedía fotos, fui a un shopping y cuando me veían empezaban a cantar canciones del Feyenoord. También pude compartir una cena con el plantel y todos los jugadores me conocían, me decían Bombinha, me venían a saludar y me decían que miraban mis videos. El primer día que fui a la cancha, la gente me paraba para saludarme y no me dejaban llegar, entre a la cancha llorando porque me quebré. Todavía no caigo”, Relata -como si fuera un partido- lo que le tocó vivir.

La nenita que lo corrió a Nacho por las gradas para sacarse una foto con

La nenita que lo corrió a Nacho por las gradas para sacarse una foto con “su hé roe”.

La experiencia fue tan increíble como impensada, vivió unos días como una verdadera estrella: le pusieron choferel dueño -del Feyenoord, obvio- de un prestigioso hotel cinco estrellas le ofreció hospedarse gratis en una habitación de varios miles de euros y la gente lo trató como a un ídolo. “Conocí a las figuras más importantes del club, me llevaron a recorrer todo, los hinchas me decían:’Bienvenido a casa’, y me hicieron notas en todos los medioshasta algunos que viajaron desde Amsterdam … Fui Messi por diez días, je”, Suelta entre risas.

Mirá también

Roma se llevó un triunfo y la clasificación a la Europa League

Nacho habla de anécdotas con los jugadores, de la charla con el Director Deportivo o de la nenita que lo corrió por las gradas para pedirle una foto. Ya de regreso, no quiere que el sueño termine: “Quiero irme a vivir a Rotterdam, es mi lugar en el mundo…”. Y, sí, ya es un argentinoord más …

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.