Di María y la historia de superación de su hija Mía

Di María no sólo tiene una historia de superación como futbolista. También tiene una historia muy fuerte con su familia, la familia que formó con su esposa Jorgelina y con la lucha que tuvieron con el nacimiento de su hija mayor, Mía. Angelito le había contado a Oléen la previa a su primer Día del Padre en el Mundial 2014, cómo fueron esos días tremendos, cuando su beba nació con seis meses de gestación, de los días que luchaba entre la vida y la muerte. habla tres idiomas y juega con su hermana Pía feliz de la vida, de que su papá ganó la Copa América en Brasil.

–¿ Cuán to te fortaleció to do lo que viviste con Mía?

-Pfff … Si antes era un luchador, con eso me hice invencible. Todo lo que vivimos con nuestra hija fue lo más duro que le podría pasar a un padre. Primero, que nazca y te digan que era un 70% que no viva y un 30% que sí. Y, que viva, para nosotros era todo. lloró, para nosotros fue to do. Des pués, los siguientes dos meses fueron durísimos. va a haber seguramente otra cosa que supere ese momento. Fueron momentos más que complicados para mi mujer y para mí, y todo eso nos hizo mucho más fuertes. Mi hija me enseñó que es imposible bajar los brazos, que siempre hay que luchar y que se puede salir adelante. Cómo voy a dejar la Selección si mi hija estaba casi muerta y hoy tiene nueve años, está mejor que nadie y inglés y es pañol, ja. Sinceramente no hay palabras para describir eso. Es lugar y darle para delante que todo siempre es posible.

Mirá también

Di María, de un campeón de Champions a otro ...

Di María practicó yoga con sus hijas.

Di María practicó yoga con sus hijas.

Di María y su familia. EFE / EPA

Di María y su familia. EFE / EPA

–¿ Y cuán to te ayudó todo lo que viviste con tu hija en todo el proceso? Porque justamente nació tu hija, vos y tu mujer ganaron esa batalla de la vida y, a partir de ahí, te tocaron los momentos más “ingratos” en la Sele . ¿ Cómo hiciste para matizar todo ese tipo de situaciones?

-Es di fícil. Fue duro igual. Yo tenía a mi hija sana y salva, iba día tras día viendo si mejoraba y, por momentos, me pasaban todas estas cosas en la Selección que me mataban, me dolían un montón. Después, yo volvía a casa y veía a mi hija si estaba bien, si seguía bien, si seguía creciendo como tenía que crecer. Entonces todo eso me dio fuerzas como para seguir y nunca bajar los brazos. para siempre seguir luchando yo y mi mujer. Yo lo hacía en el fútbol y mi mujer al lado de ella cuando yo no estaba. Pero siempre fuimos muy juntos, de ser un grupo unido, una familia. lados, estando lejos o cerca, siempre unidos.

Mirá también

Di María por Di María: ¿  cuál fue el gol más lindo?

-Vos te formateaste la mala. Luchando con tus viejos, con la bici, con tu mujer también la luchaste desde ese lugar … Y ahora que viene la buena, ¿ te acostumbras o te sentís medio raro?

-Raro, no. Pero ahora disfruto. Tengo dos hijas, mi mujer, una vida en la que puedo darle lo que quiero a mis hijas, que puedan crecer de una buena manera y que puedan estudiar. Con todo esto que me está pasando con la Selección, lo que es mi carrera, ahora lo disfruto. Estoy feliz. Es como que cambié de persona. Todo es alegría. . Y estos momentos son únicos. Cada vez que voy a Argentina o que piso Rosario, la gente te hace recordar el gol constantemente y eso me llena de orgullo, porque des pués de tanto sacrificio en mi vida, con mi vida y con mi hija, poder vivir la buena es importante. Lo que no hay que dejar es de luchar.

En su despedida del PSG (AFP)

En su despedida del PSG (AFP)

¿ Los ven juntos los goles? ¿ Tus hijas te piden verlos? ¿ Cómo se vive esa historia con la Selección o con tus partidos en general?

-Si. Los volvemos a ver en casa el partido, varias veces o en videos que salen. Mi hija usa mucho Tik Tok y esas cosas. Siempre que los ve me dice “Papá. El gol, el gol”. Tengo la anécdota de que, cuando volví de la Copa América, lle gué a casa y la más grande me de cía: “Por fin, papi. Por fin ganaste”. Ahí me largué a llorar porque te das cuenta que ven que vos sufrís. La gente piensa que volvía mos y nos í bamos de vacaciones y ya está. Y no. Vos volvés y estás jugando con tu hija, pero la cabeza está en “¿Y si hubiese pateado?”, “¿Y si no me hubiese lesionado?”. casa y que te digan que ganaste, te cambia todo, porque decís “por fin unas vacaciones en familia, felices”, sin estar pensando en lo que comentan o lo que hablan. La verdad que es ese sentido es algo muy lindo.

-Hablamos mucho de tus viejos, de tus hermanas, pero poco de Jorgelina, que ya tiene nombre propio…

-Tiene más nombre que yo, je.

-En algún momento tuvo posteos bravos. Ahora está más tranquila porque, lógicamente, te debe ver a vos más tranquilo. Có mo fue esa relación? ¿ Có mola fuiste llevando? She is Es una mujer de carácter.

-La verdad es que todos sus posteos fueron verificados por mí. Creo que era un poco egoísta decirle que no, cuando ella puede decir las cosas y tiene tanta bronca por dentro. las piernas. Me ve sufrir, me ve estar mal, me ve noqueado y ahí sale a defenderme. Si fuese al revés, haría lo mismo. Somos una familia, es mi esposa y es obvio que, en la que me vea mal, va a querer salir a defenderme como sea.

–¿ Y ahora como vive la buena ella? Porque, ahora a vos se te ve más. ¿ Cómo vive ella este momento de alegría, del “Fideo Fideo”, de que todas son rosas?

-Se que dó a ver el partido, sabiendo que iba a ir al banco y que podía entrar y jugar un rato. Pasó de toda esa bronca y calentura de subir cosas, a llorar de alegría de verme disfrutar, de verme feliz fotos que subo sonriendo, de ver que estamos felices y bien en la Selección. Y todo eso hace que la familia también tenga esa alegría por dentro. Ahora, cada partido, cada cosa, es alegría para ella de verme feliz, de ver a la gente contenta conmigo y que me quieran tanto.

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.