Del “me equivoqué” de Janet Yellen en EE.UU. Al “me quiero ir” de Lorenzino en Argentina

“Creo que me equivoqué sobre el camino que tomaría la inflación”.

Esa fue la frase de Yanet Yellen, secretaria del Tesoro de EE.UU., a Wolf Blitzer, periodista y presentador de CNN en el programa “The Situation Room” el martes pasado. Blitzer le recordó ante cámara a la economista sus comentarios de 2021, de que la inflación representaba solo un “pequeño riesgo” pese a las advertencias de colegas.

“Me equivoqué”admitió la funcionaria.

En la Argentina, lo más parecido que estuvo un ministro de Economía a una declaración de esa naturaleza fue cuando Eleni Varvitsioti, periodista de Financial Timesle preguntó a Hernán Lorenzino, ex ministro de Economía de Cristina Kirchner, cuánto era la inflación. El funcionario balbuceó un “Me quiero ir”..

Yellen es una de las principales voces de la economía global. Es un caso que mezcla la trayectoria académica con la profesional. Doctora en Yale y profesora emérita de la UCLA-Berkeley, su formación es keynesiana. Economía, y está casada con George Akerlof, otro Premio Nobel en Economía. Trabajó casi 30 años en la Reserva Federal (Banco Central de EE.UU.) Y que condujo entre 2014 y 2018. Ahora es la secretaria del Tesoro, equivalente al cargo de ministro de Economía.

“Ha habido grandes impactos imprevistos en la economía que han disparado los precios de la energía y los alimentos, y cuellos de botella en el suministro que han afectado gravemente a nuestra economía que yo, en ese momento, no entendía completamente, pero lo reconocemos ahorafue la explicación que Yellen brindó a CNN.

Para la economista, las tensiones sobre los costos derivadas de la guerra en Ucrania y el exceso de demanda a la salida de la pandemia irán desapareciendo con el tiempo, aunque ella misma admitió que creyó que eso sucedería más rápido y ahora, entonces, habrá que esperaren parte, a que haga efecto la política contractiva de la Fed.

Yellen fue entrevistada luego de que el presidente Joe Biden y ella, en persona, recibieran en el Salón Oval de la Casa Blanca nada más y nada menos que al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell. Biden, en una carta en The Wall Street Journaldijo que “La Reserva Federal tiene responsabilidad primaria en bajar la inflación” y dos días des pués aseveró que “La inflación no bajará en lo inmediato”..

La relación entre los presidentes o los ministros de Economía, y los Bancos Centrales, generalmente conllevan tensiones. Sobre todo cuando la autoridad monetaria encara un proceso de subas de tasas como sucede ahora en la mayoría de los países (un capít explícitas del mundo y Argentina en el’Economía de No Ficción’ el domingo próximo para que ya reserve su ejemplar). Pero en la Argentina, también el ministro de Economía’es’ presionado por la inflación.

— Tengo una pregunta muy simple pero que parece muy complicada en estos días. ¿ Cuán to es la inflación hoy en Argentina? — preguntó Varvitsiotis a Lorenzino en abril de 2013. La periodista había via jado al país para hacer un documental sobre la crisis de 2001. El diálogo fue filmado.

El Indec mediría la inflación ese año en 10,9%. El mismo nivel que en 2012. Para la consultora Buenos Aires City daría 26,6% (había dado 21,8% el año anterior). dato del organismo oficial y había advertido en sus publicaciones que las est a dísticas oficiales eran cuestionadas por los analistas privados.

— Las estadístic as oficiales registran mes tras mes la inflación. La única oficina pública con capacidad técnica para medir la estadística es el Indec que depende del Ministerio de Economía.

— ¿ Pero cuán to es?

— Creo que el acumulado en los últimos doce meses es 10,2%.

— El FMI dijo que pondrá sanciones a la Argentina por la publicación de esas est a dísticas. ¿ Qué es lo que piensa hacer?

En ese momento la cámara enfoca el rostro de Lorenzino que detiene su mirada en Varvitsiotis.

—Mire, le vuelvo a insistir … — dice el ministro.

Pero rápido se para y gira su cara hacia atrás, buscando a su asistente y di ciéndole: — ¿ Puedo cortar esto? — Vuelve a mirar a Varvitsiotis y casi rogando tira:

— ¿ Puedo cortar esto un minuto?

Ya con la cámara apagada pero los micró fonos encendidos, el ministro lanza:

—Me quiero ir, sí, me quiero ir. Y además, hablar sobre esta dístic as en la Argentina es complejo, ¿ okay? Prefiero quedarme con la última respuesta y no ahondar más en el tema ”.

Al rato vuelve a encenderse la cámara. Ahora se escucha una voz, la de una asistente suyo.

—Hablar de la inflación cuando nosotros no hablamos con los medios argentinos del tema …

Yellen habla de inflación. Y admitió su error en el pronóstico. Lorenzino directamente dijo “me quiero ir” cuando le preguntaron. Y cumplió. El ex ministro vive hoy en Puerto Madryn, donde puso una cerve cería.. “Estoy fuera del radar. Leo el diario todos los días pero me dedico a otra cosa”respondió a Clarín para esta nota.

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.