Cómo es La ira de Dios: Macarena Achaga, Diego Peretti y Juan Minujín hablan del estreno de Netflix

Este miércoles es el día elegido para que llegue a Netflix uno de los largometrajes nacionales producidos por la plataforma más importantes de la temporada. Se trata de La ira de Diosadaptación de la novela de Guillermo Martínez,, La muerte lenta de Luciana B. (un proyecto que durante años Adolfo Aristarain también intentó llevar al cine). Con el protagonismo de Diego Peretti, Macarena Achaga y y Juan MinujínY en el marco de la presentación del largometraje, el film cuenta la historia de una joven que se convierte en víctima de una venganza llevada a cabo por un renombrado escritor. LA NACION tuvo la posibilidad de entrevistar a las estrellas principales de este impactante thriller.

Para Luciana (Macarena Achaga) la posibilidad de trabajar con un prestigioso escritor como Kloster (Diego Peretti) es incomparable. La joven asiste al novelista en la creación de su nueva pieza y tipea con fascinación las palabras recitadas esa cotidianidad de dictados, Luciana es casi una más en la familia de Kloster. Se convierte en niñera de su pequeña hija y trata al escritor de igual a igual. Hasta que una tarde todo cambia: Kloster confunde la naturaleza del ví a una serie de causalidades (y casualidades) que desencadenan en una tragedia y en una venganza que convierte a Luciana en la receptora de un enorme rencor.

A partir de allí, el novelista establece un macabro juego que empezará a arrinconar a la protagonista, como explica Peretti: “El vínculo de Kloster con el personaje de Macarena es generacionalmente muy distanciado y es laboral. Pero la película narra. emocional más complejo y peligroso ”. Por su parte, Achaga agrega:“ Ella al principio siente una admiración que luego se convierte en pánico. Y los personajes viven así una transición extraña ”.

Poco a poco, Kloster hace de la vida de Luciana un infierno, ya lo largo de un desgarrador viaje personal, la protagonista atraviesa una curva muy compleja, que así explica Achaga: “Luciana empieza siendo una niña inocente y eso implica que la vida le va a suceder. Un poco se le desfigura esta silueta del mundo color de rosa, porque cuando te pasan cosas tan radicales, siendo tan chica, hay algo de la construcción de tu personalidad que no se termina de definir. es una persona socialmente incó moda, que no terminó de desarrollar la habilidad de empatizar con otras personas, porque su vida completa gira en torno a un problema ya ese conflicto inicial. bastante triste ”.

Juan Minujín en La ira de Dios
Juan Minujín en La ira de Dios

Luciana se encuentra sola. Kloster avanza sobre ella destruyéndolo todo a su paso y, con la intención de buscar ayuda, la protagonista recurre a un viejo conocido, un hombre llamado Sebastián Rey (Juan Minujín). su nombre, algo que lo convirtió en una persona apagada, atrapada en investigaciones rutinarias y la elaboración de artículos que lo incentivan poco y nada. Y en el pedido de ayuda de Luciana, el personaje encuentra una meta, pero también una forma de saldar viejas deudas, como revela el propio Minujín: “Creo que es un periodista que está muy resentido, que le hubiera gustado ser un escritor como el personaje de Diego, y cuyo gran motor es la envidia que tiene por él. Más que un periodista que busca la verdad es un periodista que busca hundir a alguien que le clavó una espina varios años atrás ”.

El papel de Minujín, en muchos sentidos, es hijo directo del policial negro. Se trata de un periodista taciturno, que se mueve entre las sombras y cuya única compañía son el whisky y los cigarrillos. que se vio en varias obras de este tipo, el actor le imprime rasgos que hacen de Rey alguien único en su estilo, como él mismo describe: “Se trata de ecualizar el saber en qué género se mueve uno, porque eso ampara a la situación , y el espectador entra por ahí también. Uno ve al escritor encumbrado y ya va relacionando todo con algún género, pero a la vez busqué singularizar y encontrar rasgos personales de este rol, para que no sea simplemente repetir

Por otra parte, Minujín destaca que al momento de construir este papel se adentró en el mundo del periodismo, con el objetivo de darle veracidad a su Esteban Rey. las redacciones, estar ahí, aunque en el medio apareció la pandemia y muchas cosas no se pudieron hacer. Pero en general me gusta ir, estar, si voy a ser un abogado, entonces estar con abogados, o si voy a ser un médico, estar en un hospital. El guion es como un hueso ya eso hay que ponerle los tendones, los músculos, las venas y la piel, y todo eso proviene de diferentes lugares ”.

Macarena Achaga
Macarena AchagaCamila Miyazono / Netflix

Desde hace varios años esta actriz marplatense viene construyendo una sóli da carrera que le permite navegar entre proyectos muy distintos y, curiosamente, con un pie siempre puesto en el exterior. la novela mexicana Miss XVun debut que la llevó a participar de otras ficciones como Sitiados, Cumbia Ninja, El regreso de Lucas y recientemente, interpretando a Michelle Salas en el biopic de Luis Miguel. Por ese motivo, para Macarena Achaga tiene un sabor especial la posibilidad de protagonizar un film argentino, que le permitirá mostrarse ante un público que quizá no la conoce, o que conoce puede que no sepa de sus raíces argentinas.

“Para mí esto es una cosa que supera mis sueños, es un honor y una especie de premio a tanto esfuerzo. orgullo y de emoción. Entonces me lo tomo con mucha responsabilidad. Esto es algo muy importante, me considero realmente muy afortunada ”.

Macarena Achaga y Diego Peretti en La ira de Dios
Macarena Achaga y Diego Peretti en La ira de Dios

“Espero que esta película abra algún interrogante y que cuando termine puedas seguir pensando y charlando un poco sobre eso”, destaca Minujín con respecto al planteo del relato. entra y que no te deja más que el momento de estar ansioso sobre qué va a pasar -agrega-. Pero si generamos un contenido que deje alguna pregunta abierta, me parece interesante ”. Sin lugar a dudas, el mayor atractivo de La ira de Dios es su capacidad de hacer eje en el espiral de sinsentido al que conduce la venganza.

Para Diego Peretti, parte del relato indaga en la justicia. “Creo que hay cosas concretas en la película que tienen que ver con la justicia, y con cómo lograr la reparación a un daño provocado, pero también se plantean preguntas el azar y que no tienen explicación ”. Y sobre los cambios que atraviesa Kloster a lo largo de la historia, Peretti concluye: “No hay redención, él hizo un pacto consigo mismo de pasarse al otro lado del mostrador moral. Hay un sin salida que vive el personaje de Luciana, que tiene que ver con la palabra psi copatía, que te genera una urgencia para la que no en contrás escape. Y en ese caso ella está atrapada ”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.