Cómo agrandar el pene en 3 pasos

Según el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña (NHS por sus siglas en in glés), existe.

Según consignó este martes The Sun “se trata de un sencillo plan de tres pasos que todo hombre puede seguir”.

“Muchos hombres que se preocupan por el tamaño de su pene suelen tener problemas generales de imagen corporal”, explica el profesor Kevan Wylieconsultor de medicina sexual.

“Lo que ocurre es que tienden a centrar su mala imagen corporal en el peneA menudo, el asesoramiento puede suponer una verdadera diferencia para el paciente, ya que refuerza su autoestima, corrige las opiniones distorsionadas sobre la imagen corporal y aprende más sobre lo que hace atractiva a la gente.

Cómo “aumentar” el tamaño de tu pene

Recortar el vello púbico: Seguramente escuchaste alguna vez el dicho “cortar el césped para que el árbol parezca más grande”, pues eso es exactamente lo que hará con tu pene el recortar el vello púbico.

Elimina la panza cervecera: Perder peso es una buena manera de hacer que tu pubis parezca más grande. No va a parecer tan impresionante si tienes una barriga cervecera colgando sobre él.

Ponete en forma: No sólo te hará lucir mejor, sino que también te sentirás mejor. Además si te sentís sexy, tu vida amorosa también se verá beneficiada.

Es verdad, esto no hará que tu pene sea físicamente más grande, sólo lo hará parecer más grande.

Si realmente querés aumentar el tamaño de tu pene, deberías consultar a tu médico sobre las opciones disponibles.

También es una buena idea hablar con un psicólogo sobre cómo te sentís, es que muchas veces las preocupaciones sobre el tamaño del pene se derivan de problemas de autoestima más profundos.

El tamaño promedio del pene en el Reino Unido oscila entre 15,5 y 16,6 cm, por lo que si estás dentro de ese rango no tenés nada de qué preocuparte.

Sin embargo, si to da vía querés aumentar el tamaño de tu pene, hay cosas que podes investigar.

Píldoras y lociones

Hay una serie de píldoras y lociones que se pueden comprar y que contienen hormonas, y que afirman que aumentan el tamaño del pene.

Pero hay muy poca evidencia que indique que funcionan y pueden incluso contener sustancias peligrosas.

para el profesor Wylie son una “completa pérdida de tiempo”.

Bombas para pene

Las bombas para el pene se colocan sobre el pene y luego bombean el aire para crear un vacuumío.

Esto atrae la sangre hacia el pene y hace que se hinche.

Las bombas para el pene se utilizan a veces como solución a corto plazo para la disfunción eréctil, ya que endurecen el pene.

Pero su uso prolongado puede dañar los tejidos del pene, debilitando las erecciones, por lo que no es muy recomendable.

El profesor Wylie dijo que hay muy poca evidencia que sugiera que las bombas dan una longitud extra a largo plazo.

Extensores

Los extensores peneanos consisten en colocar un peso o un pequeño marco extensible sobre el pene flácido para estirarlo. Sí, básicamente estás estirando la carne de tu virilidad.

“Hay algunas pruebas de que los dispositivos de tracción pueden tener cierto impacto, en particular con los hombres de menor tamaño”, dijo el profesor Wylie.

“Algunos pacientes que utilizan dispositivos de tracción durante seis meses notaron un aumento de tamaño de 1 a 2 cm. Sin embargo, estos tratamientos no deben iniciarse sin la supervisión de un médico”.

Si utilizas los extensores de forma incorrecta podrías dañar la carne de tu pene, lo que puede ser desastroso para tu vida sexual.

“Jelqing”

Algo parecido a los extensores, es el “jelqing” que consiste en tirar repetidamente de un pene flácido utilizando los dedos pulgar e índice para aumentar su longitud.

La idea que subyace es que aumenta la capacidad sanguínea del pene y, por tanto, lo hace más grande.

Pero al igual que con las lociones y las píldoras, hay poca evidencia que sugiera que funciona.

Cirugía

Existen dos opciones a la hora de someterse a una intervención quirúrgica: se puede aumentar la longitud o la circunferencia del pene.

Para aumentar la longitud, los cirujanos pueden cortar el ligamento que une el pene al hueso púbico y realizar un injerto de piel para aumentar la longitud.

Esto puede proporcionarle 2 cm más, pero también pue de hacer que su punto de erección sea más bajo que antes.

“Muchos hombres que se someten a este tratamiento no quedan conformes realmente con esta pérdida de ángulo”, explica el profesor Wylie.

“Pue de hacer que las relaciones sexuales sean bastante incó modas. Tienes que hacer muchas más maniobras con tu pareja. La ventaja de un aumento de 2 cm en la longitud de la flacidez se ve superada con creces por la pérdida del ángulo de

Embed

Leave a Reply

Your email address will not be published.