“Cadá ver exquisito”, de Lucía Vasallo: la disolución de la identidad | Protagonizada por Sofía Gala Castiglione

Película de fantasmas sin fantasmas, Cadá ver exquisito es el primer trabajo de ficción de Lucía Vasallo luego de tres documentales. Y en él, la cineasta le da forma a un universo tan misterioso como sórdido, en que los bordes de la realidad se esfuman conforme el vínculo entre dos mujeres se va convirtiendo para una de ellas en una atmós fera signada por lo extrañola directora elige nunca tomar distancia de su protagonista, sino que, por el contrario, va construyendo el relato adherida a la percepción cada vez más alterada del personaje. El resultado es un descenso en espiral hacia la locura delirante de esta mujerque de a poco va siendo consumida por el deseo, hasta confundir los límites que la separan de los otros.

Utilizando una estructura en la que presente y pasado se cruzan a partir del montaje, Vasallo cuenta la historia de Clara y Blanca, dos mujeres jóvenes que comienzan una relación sentimental, pero que irá creciendo en ellas de forma as imétricaPara Clara se convertirá en un amor de corte clásico y aspiración monógama, mientras que Blanca lo transit ará más bien como uno de los caminos posibles para la satisfacción de un deseo desligado del sentimiento. historia: en el presente Blanca está internada en un estado vegetativo cuyo origen los médicos no consiguen explicar.

Al contrario de lo que le ocurre a Clara, el espectador sabrá que Blanca es científica, que se encuentra investigando el rol que cumple una hormona, la oxitocina, durante el proceso químico del orgasmo y su posible aplicación en el sobre todo, que ha decidido experimentar con su propio cuerpo. Hay algo del cine de David Cronenberg en la forma en la que Vasallo consigue integrar lo emocional con lo químico, en una historia en donde la cuestión que se aborda de fondo es la disolución de la identidad. Que la directora consiga que ambas intenciones convivan en el mismo relato sin volverlo inverosímil debe ser considerado un mérito. No es el único.

Vasallo también acierta en descargar todo el peso de la trama sobre Sofía Gala Castiglioneque hace rato de jó atrás la incó moda carga de ser “la hija de” para convertirse por sus propios méritos y esfuerzo en una de las actrices más interesantes del cine argentino en la actualidad. En gran medida, el crédito de que Cadá ver exquisito se sostenga como un universo con reglas propias, sin afectar su naturalidad, también es suyo. Castiglione supera el des afío que representa la interpretación de Clara, que demanda una entrega que no solo es física, sino, sobre todo, mental. compromiso con el personaje permite que su transformación pueda funcionar como hilo conductor hacia una realidad fuera de lo real.

Pero no son estos los únicos elementos que le confieren a Cadá ver exquisito su carácter extraño. El papel de Blanca es interpretado por Blanca Nieves VillalbaEs necesario aclarar que su contribución no se limita solo a su aspecto y naturaleza, sino que el personaje de Blanca también representa un desafío del que La extrema palidez de su piel y la blancura de su pelo, que la vuelven casi trans lúcida, son esenciales para permitir que el personaje se vaya disolviendo y a poco, se apropie de ella. La cita a Solarisla novela de Stanislaw Lem, resulta una indicación clara, tal vez un poco obvia, en dirección a esa particular fantasmagoría de la ausenciaAunque en algún momento pueda aparecer la sensación de que la película le da algunas vueltas de más a la tuerca, Vasallo logra minimizar ese efecto en favor del carác ter siniestro que recorre su Cadá ver exquisito..

Cadá ver exquisito 7 puntos

Argentina, 2022

Dirección: Lucía Vasallo

Guión: Sebastián Cortés y Lucía Vasallo

Duración: 88 minutos

Intér pretes: Sofía Gala Castiglione, Blanca Nieves Villalba, Rafael Spregelburd, Analía Couceyro

Estreno: Disponible en salas

..

Leave a Reply

Your email address will not be published.